Seguidores

domingo, 20 de noviembre de 2011

Tantas son las cosas que te destrozan, que para mejorar deberías convertirte en alguien mas. O en alguien menos... y tu vida lentamente comenzaría a sobrepasar los limites máximos de cotidianeidad, ¿Entonces estarías mejorando realmente?.

Es cómico como cada día, a la hora de levantarse, tu cabeza se plantea vivir en el desastre o con el deseo de haber vivido... Mientras mantenga un equilibrio significativo podrán convivir sus ideas. Pero el día, aquel día que olvides que en ese punto se acaba el asfalto te vas a perder, muchachita. Ya nadie va a correr a buscarte, porque lamentablemente ya no existen pastores que busquen a sus ovejas y las ovejas que se extravían nunca más regresan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario