Seguidores

sábado, 4 de febrero de 2012

Una vez mas tu ángel te abandonó y la verdad es que no sos nada sin tu diablo. ¿Entonces, a que estas jugando?  Dejando pasar las horas sin objetivo por el cual seguir existiendo, esperando, tal vez, a que llegue aquel que pueda sacarte de la indiferencia total. Esperando como hiciste toda tu vida, porque la paciencia nunca se agotó y supiste disfrutar esos momentos que te dieron felicidad, pero en fondo, en la oscuridad, siempre esperando al angel que pueda salvarte y al Satán que pueda desnudarte completa. Siempre esperando.

Y hoy en esta habitación tan poco iluminada, tan lúgubre te encontras una vez mas sola, recordando esos días donde supiste ser la reina y solo bastaba señalar con el dedo para obtener el mas rico bocado. te encontras riendo porque vos, mejor que nadie sabes que nada es para siempre, que la felicidad no se toca, que todos vamos a morir solos.
Pero siempre habrá algo bueno que recordar y hoy una frase supo dejarte atónita: Cuando el viejo se despedía de vos soltó un frase que te recordó por qué lo admiras tanto. "Para morir, solo hace falta estar vivo". Y decidiste que después de todas las que habías conocido, el día de hoy te quedabas con dos palabras:  Saber aprovechar.

1 comentario:

  1. Acá falta alguno que ponga "Carpe Diem".
    Y no voy a ser yo.

    ResponderEliminar